Tener electricidad todo el día no es una fantasía

Como todo en la vida es relativo, el título de este artículo podría interpretarse de dos maneras, por un lado algunas personas de seguro pensarán que es un poco extremista o exagerado y para otros una mera utopía, sobre todo cuando son más las horas del día que pasan a oscuras que las que tienen electricidad.
La carencia de este servicio público genera una serie de problemas y consecuencias que van desde la modificación de la conducta de las personas hasta la imposibilidad de poder aprovechar al máximos las horas del día y poder realizar otras actividades.
Si bien estamos hablando de un fenómeno que, en la mayoría de las veces, la solución definitiva depende de los organismos estadales, se pueden realizar algunas acciones para reducir este tipo de situaciones.
Una de ellas sería crear fondos para dotar a los habitantes con generadores eléctricos que pueden encontrar en diversas tiendas online del mercado como ventageneradores, crear fuentes de energía alternativas con paneles solares o buscar otras formas más ingeniosas de poder capturar la energía y luz solar.
Más allá del método que se decida poner en práctica, hay que reconocer que no todos vivimos la misma realidad, que hay personas que tienen más que nosotros y otras menos, y muchos otros que necesitan de nuestra ayuda.